A jugar por los puntos

A jugar por los puntos

 

Y un lunes de marzo terminó la espera…

Luego de la “pretemporada más larga del mundo”, consistente en nada menos que 66 días casi efectivos, desde el pasado 6 de enero en adelante, fecha del regreso a los entrenamientos del plantel profesional, al término de la licencia de verano, el Deportivo Morón de Walter Nicolás Otta podrá finalmente jugar su primer partido oficial en 2017, para recuperar el liderazgo del torneo en soledad, tan sólo con un empate, tras el triunfo de la víspera de Defensores de Belgrano, en el Bajo, por la mínima y con el cabezazo de Luciano Goux.

Para ello, el Gallo deberá afrontar una visita de riesgo, para enfrentar a Tristán Suárez, este lunes desde las 17, en el “Estadio 20 de Octubre”, sin TV de “aire” y el arbitraje de Paulo Vigliano, un “Lechero” que constituyera uno de los dos equipos capaces de derrotar al Deportivo Morón, durante las diecinueve jornadas de la primera rueda, del torneo de la Primera “B”, temporada 2016/2017.

Con varias dudas, “agradable” consecuencia de contar con un plantel con recambio de calidad y jerarquía, y todos sus integrantes en un gran nivel y saludable competencia interna, el técnico deberá decidir si se inclina por Juan Ferreira o Cristian Broggi en el lateral derecho, y en la banda opuesta, optar entre Nicolás Martínez y Nicolás Minici.

Asimismo, el gran nivel de toda la línea de volantes, ocasiona que el cuerpo técnico conserve algunas incógnitas en ambos carriles, con las alternativas de Matías Pardo y Leandro Guzmán por el diestro, así como del propio “Pichín” o la única incorporación del receso “eterno”, Nicolás Francisco Ramírez, sobre el lado opuesto, un Ramírez que proviene de Los Andes, y que Otta ya lo conociera de su paso por Unión de Mar del Plata.

En definitiva, con un plantel firme y consolidado, futbolísticamente en buen nivel de competencia, luego de diez amistosos de pretemporada (la mayoría de ellos, disputados con equipos de categorías superiores, como Almagro, All Boys y Argentinos Júniors de la “B” Nacional, y hasta de Primera División, tales los casos de Independiente de Avellaneda y San Lorenzo de Almagro), y casi idéntico al que finalizara como merecido puntero de la primera rueda, a excepción de la referida llegada de Nicolás Ramírez, y la partida de Nicolás Miguel Gásperi, quien emigrara a Brown de Adrogué, para jugar en la “B” Nacional, el Gallito buscará tomarse revancha de uno de los dos conjuntos que lo superaran el semestre pasado (al otro lo verá el próximo viernes, en el Nuevo Francisco Urbano y por la fecha 21, como lo es Estudiantes de Buenos Aires), para retomar el liderazgo del campeonato en soledad y seguir cimentando la ilusión de todo el Oeste.

La espera llegó a su fin y vuelve a rodar la pelota, en lo que pudiera llegar a constituir el semestre más trascendente del Deportivo Morón, en los últimos (casi) 27 años de “sueños rotos”.

#MorónSomosTodos #IIlusiónIntacta #AGanarleATristán

ASÍ LLEGAN LOS EQUIPOS

Deja una respuesta